Skip to content

Aprovecha todas las bondades de los frutos secos

El uso de los frutos secos en la gastronomía se remonta a tiempos inmemoriales.  Ya no solo como el aperitivo al que más se recurre o como tentempié sino como ingrediente activo de platos tanto tradicionales como de la nueva cocina.

¿Cómo puedes utilizar los frutos secos en tu bar?

Seguro que utilizar los frutos secos será  una gran ayuda tanto si lo utilizas como:

  • Aperitivo
  • Ingrediente de Sopas
  • Ingrediente de ensaladas
  • Ingrediente o decoración de tapas
  • Ingrediente de Salsas
  • Ingrediente de platos principales como guisos, carnes, pescados.
  • Ingrediente de  postres

¿Cuáles son los frutos secos más utilizados en la gastronomía?

Nueces

Las nueces son muy utilizadas en postres y en ensaladas aunque también pueden ser un ingrediente con un sabor muy definido para preparar guisos.

Además, se trata de un fruto seco muy nutritivo pero que se tiene que ser precavido porque hay muchas personas con intolerancia o alergia a los frutos secos, en especial a las nueces.

Esto es especialmente importante si se utilizan nueces molidas o picadas muy finamente en salsas o en guisos donde no se ven fácilmente.

Almendras

Las almendras se usan mucho en repostería, especialmente destacable su uso en temporada navideña ya que existen una serie de dulces tradicionales que utilizan almendras.

Este fruto seco también se utiliza para preparar lecha de almendras que además de su contenido nutritivo también puede ser utilizado para preparar batidos o bien como sustituto de la leche de vaca en cualquier plato.  También se utiliza para preparar salsas para acompañar carnes y pescados.  Además es el fruto seco más utilizado en sopas como el ajo blanco, la sopa cana de Aragón o la típica sopa de almendra.

Avellanas

Las avellanas son menos utilizadas pero si lo utilizas como complemento en ciertas salsas encontrarás que aporta un sabor diferente, sin duda algo que tus clientes valorarán.   También se utiliza para preparar postres como la crema de chocolate con avellanas o tartas.

Piñones

Muy utilizados en la cocina mediterránea tanto en dulces como en ensaladas, salsas y también para combinar con verduras.

 

Casi cualquier fruto seco puede ser utilizado en la cocina incluyendo el cacahuete, los pistachos, pasas, macadamia, castañas, etc.   También se pueden utilizar como acompañamiento de tablas de quesos o de embutidos tanto por su componente decorativo como el sabor.

Forma de conservar los frutos secosfrutos-secos

Los frutos secos pueden aportar muy buen sabor y textura en las comidas siempre y cuando se encuentre en excelente estado,  por eso es  importante saber comprar y conservarlos.

No es un producto del que se recomiende comprar grandes cantidades para aprovechar precios por volumen, es mejor que vayas comprando estimando el consumo mensual que tendrás de ellos.  En este sentido, es muy importante la planificación de tu menú, saber que tapas o postres vas a ofrecer en tu negocio para de antemano calcular las existencias necesarias.

Además es importante saber elegir el proveedor, procura que sea un sitio donde sepas hay bastante rotación de inventario,  y sospecha cuando te quieran ofrecer frutos secos a un precio mucho menor que el resto del mercado.

Cuando ya lo hayas comprado procura guardar los frutos secos en frascos de cristal o latas herméticas.   Es importante que sea hermético porque el exceso de aire dentro del recipiente puede resecar los frutos secos.

El lugar donde se coloquen estas latas o frascos debe estar protegido de la luz y ser seco, de esta forma podrás conservar los frutos secos con todas sus cualidades al menos durante unos meses.

Evita guardar los frutos secos en bolsas plásticas, esto puede promover la creación de moho y por tanto inutilizar el producto.

Frutos secos gourmet

Algunas empresas comercializan frutos secos gourmet, considerados productos “delicatesen” por su procedencia o por su variedad.  Este tipo de frutos secos no solo ofrecen mayor calidad en cuanto al sabor sino también pueden dar ese toque “diferente” a tus tapas o postres.

Por ejemplo, utilizar una almendra marcona de cierto calibre puede hacer que esa mini tarta o esa tapa de solomillo destaque más por ese pequeño detalle que por el componente principal del plato.

 

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *