Skip to content

Bebidas energéticas: a paso lento pero seguro en España

¿Sabes la diferencia entre una bebida energética y una bebida isotónica?  Pues bien, en este artículo intentaremos aclarar esta duda tan común entre consumidores y hosteleros; especialmente ante el crecimiento del consumo y de empresas de bebidas energéticas.

 

También existe el concepto de bebida deportiva, y aunque las bebidas energéticas pueden ser utilizadas por deportistas, no pueden considerarse como tales.

¿Qué son las bebidas energéticas?

Las bebidas energéticas suelen ser bebidas sin alcohol, con gas, y que básicamente están compuestas de cafeína, vitaminas, minerales y azúcares, estos últimos caracterizados por ser de diferentes velocidades de absorción.

La función principal de una bebida energética es estimular, por lo que ayudan a las personas cuando están muy cansadas.  La cafeína y otras vitaminas contenidas hacen su función en eliminar o al menos atenuar la sensación de agotamiento.

El cuerpo humano se vale de unos neurotransmisores para indicarle a la persona que está cansada,  los componentes de las bebidas energéticas inhiben estos neurotransmisores.  Adicionalmente, la glucosa aporta energía.

Las también llamadas Energy Drink no son recomendadas para mujeres embarazadas o que estén en período de lactancia, ni en niños ni personas que sean demasiado susceptibles de los efectos de la cafeína.

¿Cuándo aparecieron las bebidas energéticas?

Este tipo de bebidas se originó con la creación de RedBull, hasta hoy la bebida energética líder del mercado mundial.  Su creador Dietrich Mateschitz, desde Austria,  y después de varios estudios médicos y científicos desarrollo la bebida en 1987.

Actualmente se calculan que se consumen anualmente unos 3.000 millones de bebidas energizantes, lo que sin duda es muestra del crecimiento agigantado de este producto.

Hablando de marketing, las compañías fabricantes de bebidas energéticas están más bien orientándose a un mercado meta joven. Según los estudios de mercado realizados por las principales empresas proveedoras de bebidas energéticas son los adolescentes masculinos rondando los 20 años de edad sus consumidores más fieles, sin descuidar al sector deportista que también utiliza estas bebidas como inyección energética.

El mercado de bebidas energéticas en España

A principios de los años 2000, el crecimiento del mercado fue a pasos agigantados. España es uno de los mayores consumidores de la Comunidad Económica Europea, pero a pesar de esto el aporte a la economía nacional sigue siendo un porcentaje muy pequeño en comparación a otras bebidas refrescantes.

Los proveedores de bebidas energéticas actualmente están dedicando sus esfuerzos de marketing a los conocidos como “energy shots”, que son una versión más concentrada de las bebidas energéticas y que han tenido mucho éxito en otros países.

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *