Skip to content

Mesa caliente: un gran aliado del buen servicio en tu bar

La temperatura a la que se sirve un plato es determinante para tus clientes disfruten de todo su sabor.  Si se sirve la comida fría no sólo no se podrá consumir en sus mejores condiciones sino también dejará una mala impresión de tu bar o restaurante.  ¿Quieres que tus clientes tengan una buena impresión del servicio en tu local?

Pues la solución es simple: dispón de lo que se denomina una mesa caliente.

¿Qué es y para qué sirve una mesa caliente?

Una mesa caliente es un equipo que sirve de enlace entre la cocina de un local de restauración y la zona de comedor dónde se sirven dichas comidas. Su fin principal es mantener caliente el plato en el período transcurrido desde que se colocan los alimentos en el plato hasta que se sirven, así como preservarlos en un ambiente más higiénico.

La mesa caliente no es para mantener alimentos calientes durante un período prolongado de tiempo, primero porque no tiene la temperatura para eso y segundo porque la mayoría de las comidas se resecarían, disminuyendo de esta forma su calidad.

Características de las mesas caliente

  • Características de las mesas calienteUsualmente construidas en acero inoxidable
  • Se pueden encontrar en diferentes tamaños
  • Potencia:  También las podemos encontrar en diferentes potencias, pero la más usual están entre los 2000 W y los 3000 W.
  • Control de temperatura, usualmente de 0 a 90º.
  • Algunas disponen de estantes para la colocación de los platos.
  • Patas regulables en altura
  • Usualmente disponen de termostato que regula la temperatura, éste puede ser analógico o digital.

Al seleccionar una mesa caliente, consulta con tu proveedor el tipo de método empleado para lograr que la temperatura se reparta equitativamente por toda la mesa.  La mayoría de mesas calientes utilizan un método de circulación del aire con este fin, y otras incluso ofrecen un revestimiento interno de fibra de vidrio/de roca lo que, según los fabricantes, facilita la conservación del calor y de esta forma reduce también el consumo energético.

También es importante conocer si la mesa caliente que te están ofreciendo dispone de algún sistema de humidificación que evite que la comida se reseque en el transcurso de tiempo que debe estar en este equipamiento.

Algunos fabricantes de equipamiento para hostelería ofrecen la posibilidad también de fabricar mesas calientes a medida.  Básicamente, la tecnología y materiales son los mismos pero se pueden personalizar aspectos como:

  • Dimensiones
  • Con llave o sin ella
  • Diferentes alturas para colocar las bandejas con los platos
  • Puedes seleccionar si deseas un termostato analógico o prefieres uno digital.
  • Algunas mesas calientes también pueden ser diseñadas con compartimientos separados a gusto del usuario.

Algo importante al adquirir la mesa caliente es consultar con las empresas de mesas calientes para bares si se requieren accesorios adicionales para su buen funcionamiento; por ejemplo, las cubetas para el sistema de humidificación.  Algunos proveedores las venden por separado y esto debe considerarlo cuando compares precios.

Cómo utilizar una mesa caliente

Al adquirir la mesa caliente lee el manual de instrucciones para su correcto uso y mantenimiento.  Usualmente se recomienda:

  • Encender la mesa caliente a una temperatura mayor de 80º una hora antes de que se inicie usualmente el servicio de comidas.
  • Aunque también por razones de sanidad se recomienda mantener la comida en la mesa caliente, ésta no debe estar más de 30 minutos para evitar que se reseque.
  • Se recomienda una limpieza a profundidad de la mesa caliente cada 15 días. Obviamente, se debe hacer al menos una revisión del estado de higiene de la misma diariamente.

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *