Skip to content

¿Sabes hacer un buen café?

¿Cuántas tazas de café se consumen al día en España?  No hay preferencia sobre el tipo de café para los españoles, aunque sí coinciden en la importancia de la calidad tanto en el grano de las empresas del café como en sabor.

 

 

Este es un país muy acostumbrado al café, tanto por su sabor, por sus propiedades estimulantes, así como por constituirse en muchos casos en un medio para socializar.

Se toma café a diferentes horas y por diferentes razones, pero también es cierto que no a todos nos gusta el café de la misma forma.  A algunos les gusta fuerte, a otros les gusta acompañado de leche, a otros aderezados con un poco de licor, pero si algo tenemos en común es que disfrutamos de un buen café.

¿Están los españoles acostumbrados a un buen café?

Los expertos en café nos dicen, en términos generales, que a pesar de contar con excelentes empresas proveedoras de café y de maquinaria apropiada para hacerlo, la forma de preparar el café no es la mejor.

Preparar café lo puede hacer cualquiera pero preparar buen café requiere dedicación, y ser detallista.  Tener el mejor café en grano es el primer paso, pero luego también es importante tener la cafetera en condiciones adecuadas y saber cómo usarla.

¿Es más importante el café o quien lo prepara?  Ambos, de nada nos vale un excelente café si quien se encarga de la cafetera no la tiene a la temperatura o presión adecuada,  y debidamente limpia para que los residuos no perjudiquen el producto final.

Por otro lado, a veces, no siendo el café de suprema calidad, si el barista sabe lo que hace, obtendrá un buen producto final.

En España se acostumbra consumir el café torrefacto que si se compara con el grano de café de tueste natural es de menor calidad.  El café reconocido mundialmente procede de Brasil, Vietnam, Colombia e India, aunque existen otros proveedores como Costa Rica y Guatemala que ofrecen un producto de excelente calidad.

En la hostelería, el café siempre ha sido uno de los productos que deja mayor margen de ganancia, pero ante la necesidad imperiosa de reducir costos, muchos bares han cometido el error de disminuir la calidad del café en grano y esto los clientes lo notan.

Pasos para hacer un buen café

1.- Pedirle a tu proveedor un café de buena calidad.

2.- Moler el café: lo ideal es molerlo justo en el momento de preparar la taza de café, si se muele con anterioridad o se compra café molido, al momento de su uso, el aroma será mucho menos intenso.

Debes tomar en cuenta que no todo el café se muele de igual forma, Inma Vila, del Club del Barista, considera que es un buen café aquel que al molerse durante 25 segundos se obtienen aproximadamente 25 ml. de café.

Esto lo aprenderás con la experiencia, si el café se muele demasiado fino va a impedir el paso del agua, por lo que no obtendrás esos 25 ml. y el resultado será un café muy fuerte.  Por otro lado, si el café no queda suficientemente molido, pasará demasiado fácilmente el agua, lo que impedirá extraer del café molido su esencia, y resultando en un café demasiado ralo.

Al moler el café, debemos analizar las condiciones atmosféricas. Si hay mucha humedad, debemos moler menos el café, porque ya la humedad de por si apelmaza el café.

No olvidemos limpiar el molinillo, al moler el café suelta ciertos aceites que de no limpiarse el molinillo van quedando allí y pueden arruinar el nuevo café.

3.- El siguiente paso es poner a punto la máquina. Esto significa:

  • Limpieza de la cafetera para eliminar residuos viejos de café. Muchos camareros cometen el error de limpiar el filtro solo al final del día, esto debe hacerse entre café y café, haciendo que pase agua hasta que se vea que ya no hay residuos dentro.
  • La temperatura adecuada es de 90 grados.
  • La presión adecuada: 8.5 bares.

4.- Preparar el café:

  • Para una taza se deben usar entre 7 y 8 gramos de café molido muy bien prensados.
  • Seleccionar el tipo de café que se quiere preparar.
  • No calentar la leche a más de 65ºC porque altera sus valores nutritivos
  • Utilizar tazas cónicas, ya que favorecen la cremosidad del café.
  • Si es posible utiliza agua depurada. No solo obtendrás un mejor café, sino que dañara menos la cafetera.

Diferentes formas de preparar el café

Partiendo del hecho que has contactado con distribuidores de café para bares con el fin de obtener un producto de calidad, tienes que decidir la forma en que vas a preparar el café.

En España se acostumbra el café expreso pero en muchos otros países es más popular el café filtrado, no es un proceso mejor que el otro, simplemente son diferentes.

Aunque una máquina de café la puede operar casi cualquiera, quien mejor lo puede hacer es un barista, por ser un profesional del café que le puede dar a tu negocio un toque de distinción, y a tu café la mejor calidad posible.

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *